Huancayo: Licenciamiento de jóvenes soldados

Combatientes del Vraem se licencian con honores y prometen solemnemente retomar las armas cuando la patria los necesite.

En el patio de armas del Cuartel “9 de Diciembre”, el lunes 19 de diciembre, 949 combatientes del VRAEM se licenciaron, luego de haber prestado servicio militar voluntario por dos años consecutivos en filas del Ejercito del Perú.

Los soldados de la 31a Brigada de Infantería, que vienen combatiendo a los rezagos de Sendero Luminoso en los Valles de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro, dejaron el cuartel y el uniforme para retornar a la vida civil, pero juraron solemnemente volver a tomar las armas si la Patria así lo requiera.

Todos ellos con la firmeza que los caracteriza al hacer la devolución de las armas durante el desarrollo de la ceremonia, manifestaron: “Entrego mi arma con honor, que la Patria me la confió para su defensa y volveré a tomarla cuando ella me necesite”.

Dicha ceremonia fue presidia por el General de Brigada Miguel Ángel García Salas, Comandante General de la 31a Brigada de Infantería, quien estuvo acompañado del personal militar en pleno y familiares de los jóvenes licenciados.

En el discurso de orden, el Mayor EP Karlo Martin Bautista Benavente, Ejecutivo del Batallón de Servicios N° 31, resaltó el valor, coraje y lealtad demostrado como combatientes del VRAEM. Agradeció también a los padres de estos valerosos hombres por confiar a sus hijos a la institución.

En dicha ceremonia se hizo entrega de diplomas de honor a los clases más caracterizados por unidades y pequeñas unidades. Asimismo, el discurso de orden a nombre de los licenciados estuvo a cargo del Sargento 1ro EP Servicio Militar Voluntario Fredy Ordoñez Yaulilahua del Batallón de Servicios Nº 31.

Para culminar este evento importante se procedió a entonar las sagradas notas del Himno Nacional, así mismo se despidieron de la bandera de guerra, de la corporación de oficiales, supervisores, técnicos y suboficiales de sus respectivas unidades y cerraron con broche de oro con el desfile de honor.

Al finalizar la ceremonia, el General de Brigada Miguel Ángel García Salas resaltó el valor, coraje y lealtad demostrado como combatientes del VRAEM.

“Ustedes han vivido una experiencia en carne propia que es servir a la Patria con voluntad y amor, experiencia que quedará grabada hasta los últimos días de sus vidas”, puntualizó.

Agradeció también a los padres de familia por “confiar a sus hijos a la institución”.