Reseña Histórica

Reseña histórica de la Quinta División de Ejército (Otrora Región Militar del Oriente)

Las acciones de armas en que ha participado la RMO se describe en el historial de cada una de las GGUU, UU y PPUU que pertenecen a esta Región Militar.
Mediante Resolución Suprema Nº 9-D3b, del 27 de junio de 1961 se autoriza al Comandante General de la 5ta División de Selva a suscribir un contrato de compra y venta cuya tasación fue efectuada por el Servicio de Ingeniería del Ejército.

Por disposición del Comando del Ejército, las diferentes GU y dependencias del Ejército ingresaron a un proceso de reestructuración habiéndose dispuesto para que el DEPLANO efectúe un estudio y presente la recomendación para que la 5ta División de Selva sea denominada como Quinta Región Militar para que pueda alcanzar los objetivos trazados por la administración de nuestra institución.

En la actualidad, mediante Decreto Supremo Nº 027 DE/EP, CONSIDERANDO: que en aplicación de la Ley 27658, “Ley de Modernización de la Gestión del Estado”, del 30 de enero del 2002, y en cumplimiento a la Directiva Nº 03-2001 DM/I de setiembre del 2001 “Lineamientos de Política para la Reestructuración Integral, Racionalización y Modernización de las Fuerzas Armadas”, resulta procedente y de conformidad con lo dispuesto por el inciso 8 del artículo 118º de la Constitución Política del Perú; decreta:

ARTICULO 1º, Desactivar con fecha 31 de diciembre del 2002, la Quinta Región Militar
ARTICULO 2º, Créase a partir del 01 de enero del 2003 la Región Militar del Oriente (RMO) con sede en la ciudad de Iquitos, comprenderá el departamento de Loreto.
Desde su creación la Región Militar del Oriente ha permanecido en la ciudad de Iquitos ocupando el antiguo e histórico Hotel Palace.

El ex Hotel Palace, es uno de los edificios que forma parte del Patrimonio Monumental de la ciudad de Iquitos, destaca por su belleza arquitectónica y la opulencia de sus acabados, es considerado como uno de los edificios más hermosos de Iquitos y de los más antiguos; exponentes de una época de bonanza como la era del caucho.

Fue mandado a edificar por el acaudalado comerciante OTONIEL VELA, empezando a construirse en 1908 y terminándose en 1912; el material con que fue construido fue traído desde Europa en los barcos que llevaban caucho.

Las características generales de este monumento histórico son los arcos de medio punto, las falsas columnas con capiteles corintios, los fierros forjados y principalmente los azulejos losetas y mayólicas.
En la primera planta está situada la puerta principal de ingreso que es seguido de dos sucesiones laterales, de siete puertas en el lado del Malecón y cinco en el lado de la calle Putumayo, algunas puertas fueron tapiadas convirtiéndose en ventanas.

En la segunda planta las ventanas espigadas en la misma dirección de las puertas, cada una con dobles vanos separados por columnas con pequeños capiteles corintios, las barandas son de fierro forjado, de líneas muy armoniosas.

En la tercera planta siguiendo la misma dirección vertical de las puertas del primer piso, las ventanas también son de doble puerta y con parapetos de fierro forjado, el balcón esquinero saliente sostenido por minúsculas de fierro, destacan un ventanal enmarcado por columnas, asimismo otro balcón encima repite más o menos las mismas formas, sobre el dintel de las puertas del balcón del segundo piso se puede ver un monograma con las iníciales de OTONIEL VELA rodeado de adornos de formas vegetales; encima del tercer piso sobre el balcón esquinero se levantan un torreón con balcón, lo que culmina de belleza al edificio y el forrado de todos sus muros con hermosos azulejos que le dan al edificio reminiscencias del pasado.

Desde que el Ejército del Perú tuvo a cargo el edificio, designó como Puesto de Comando de la RMO y Comandancia de Armas de la Guarnición de Iquitos, en la actualidad vela permanentemente por su mantenimiento general, restauración y mejoramiento de algunos ambientes interiores; cabe destacar la construcción de una Sala de Conferencias que tiene la particularidad de su cielo raso donde se encuentran hermosas imágenes talladas en madera por artesanos loretanos y las paredes están enchapadas en madera tallada; es resaltante la constante preocupación del Comando de la Región Militar del Oriente por la restauración y mantenimiento de este preciosos Patrimonio Monumental de la Nación.

 

BIOGRAFIA

SOLDADO ALFREDO VARGAS GUERRA (1910 – 1933)

Nació el 22 de mayo de 1910 en la hacienda Santa Rosa del poblado de Tipischa, jurisdicción del distrito de Contamana perteneciente a la provincia de Ucayali; sus padres fueron don Adán Vargas Pinedo natural de Chachapoyas y doña Adelina Guerra López, natural de Cajamarca.

Murió heroicamente en el desigual combate de Güepí el 26 de marzo de 1933, encaramado con su fusil ametralladora en un árbol cerca de las orillas del río Putumayo, cuenta la historia que una bala enemiga impactó en su abdomen cayendo cerca de un barranco y fue rodeado por tropas colombianas.

Cuando le pidieron su rendición, Vargas Guerra abrazó su fusil y les dirigió estas palabras “¡Hijos de p… colochos, jamás me voy a rendir porque yo vine desde Ucayali a pelear y a morir por mi patria! ¡Quiero que sepan que tengo muchos hermanos que vengarán mi sangre!, y tomando su arma, gritó: ¡Viva el Perú! arrojándose a las caudalosas aguas del río Putumayo encontrándose así con la inmortalidad.

ACONTECIMIENTOS HISTORICOS
HÉROE FERNANDO LORES TENAZOA (1906 – 1933)

Genuino representante de la heroicidad del soldado loretano, Fernando Lores es considerado el Héroe de Güepí. Joven deportista, nacido en cuna humilde en la ciudad de Iquitos el 27 de abril de 1906; viajó a la capital en busca de un futuro mejor y en 1932 se enroló al servicio en la Escuela Militar donde ascendió hasta el grado de Sgto 2do. El río Putumayo fue el escenario donde Lores demostró todo su coraje y valor luchando contra las naves colombianas “Santa Martha” y “Cartagena”, durante el victorioso combate de Güepí, el 26 de enero de 1933.

Herido mortalmente siguió luchando hasta que debilitado y sin cartuchos, cayó sobre un charco de sangre lanzando un ¡Viva al Perú!. Su cadáver fue encontrado abrazado de su inseparable ametralladora. Como homenaje a su acción y perennizando su memoria, la Escuela Técnica del Ejército lleva su nombre.

COMBATE DE LA PEDRERA
La acción de la Pedrera, constituye una de las más brillantes acciones de la Historia Patria, porque significó la reafirmación de la posición peruana en defensa de su frontera nororiental.
Los efectivos del Ejército del Perú, los días 10, 11 y 12 de julio de 1911, se enfrentaron en forma victoriosa en el río Caquetá a las tropas colombianas, desalojándolos mediante una exitosa operación anfibia, que constituye una lección a las futuras generaciones de peruanos que visten el uniforme y un ejemplo de entrega a la patria en defensa de sus sacrosantos derechos.

VICTORIA EN LA CORDILLERA DEL CÓNDOR
El 22 de enero de 1981, tropas ecuatorianas incursionaron en nuestro territorio en la zona Nor-Oriental, zona conocida con el nombre de Cordillera del Cóndor.
Esta nueva maniobra ecuatoriana mereció otra respuesta enérgica y ejemplar del Perú, que terminó como una rotunda victoria del Ejército del Perú. En la Cordillera del Cóndor se realizaron por primera vez en Sud América operaciones aeromóviles en brillante conjunción con personal militar de la selva; lo que permitió recuperar sucesivamente PV-22 p Falso Paquisha, PV-3, PV-4 Nuevo, Jiménez Banda 2 (JB-2), PV-4 A, PV-4 A Antiguo. La acción más importante del conflicto fue la conquista del PV-22 donde tras expulsar al invasor se izó el Pabellón Nacional en pleno campo de batalla, la misma que fuera mostrada en Palacio de Gobierno al día siguiente del suceso, en medio de una impresionante ceremonia pública.
En las cumbres de la Cordillera del Cóndor, la Aviación del Ejército y las Tropas de la Quinta Región Militar se cubrieron de gloria y donde el capitán Julio PONCE ANTUNEZ DE MAYOLO, caído en el asalto helitransportado a PV-4-A Antiguo, se elevó a la inmortalidad.