Reseña Historica

Breve biografía del Cuartel Soldado Isaac Rodríguez Mendoza

El soldado ISAAC RODRIGUEZ MENDOZA nació en el caserío YAMOBAMBA, distrito de AGALLAMPA, provincia de OTUZCO, departamento de La Libertad, a 85 Km de la ciudad de Trujillo. Sus padres fueron Don MANUEL JESUS RODRIGUEZ ORRILLA y Doña PAULA MENDOZA FERNANDEZ, fue el menor de 5 hermanos estudió hasta el 3er grado de primaria.

Desde niño demostró tener un carácter agresivo y gran responsabilidad en las tareas cotidianas, desde muy temprana edad se dedicó al trabajo, tal es así que a la edad de 17 años trabajaba como ayudante en la Góndola (Vehículo tipo Combi) de transportes. En aquel entonces, a los 18 años, se enroló a las filas del Ejército del Perú y encontrándose en el Cuartel de Trujillo se apersonó su Sra. madre para solicitar que lo dejen salir por ser su único hijo varón y que aún era menor de edad y si era necesario dejaría un presente.

ISAAC RODRIGUEZ se negó a dejar el Cuartel y manifestó a su madre que su deseo era servir a su patria y no consiguiendo Doña Paula llevar a su hijo se resignó dándole su bendición, desde ese entonces no lo volvió a ver nunca más.

Después de permanecer tres días en la ciudad de Trujillo fue trasladado rumbo al Norte, siendo asignado al Batallón de Infantería Nº 19, cuyo jefe adjunto al Cap. CRISTOBAL RUBIO BERMUDEZ tenía la responsabilidad de combatir al enemigo que se encontraba en una zona montañosa llamada la Bomba. Para cumplir esta misión se necesita de personal experto (exploradores) a fin de realizar el reconocimiento y conocer la capacidad de efectivos del enemigo, Isaac demostrando su preparación y amor a la patria se ofreció voluntariamente para integrar y cumplir esta misión recibiendo la orden de regresar a fin de dar cuenta de las actividades del enemigo para que las tropas puedan ingresar.

Isaac, un soldado valiente, había iniciado la tarea asignada y durante el trayecto descubre que el enemigo había rodeado la zona para atacar nuestras tropas, pone en alerta a sus compañero y a la vez engañando al enemigo habré fuego y se enfrenta tenazmente dando muerte a un soldado enemigo arrebatándole la placa y el carnet.

Ante la potencia de fuegos del enemigo, cae abatido por una bala enemigo esta acción permitió que las tropas peruanas iniciara un ataque sorprendiendo al enemigo, logrando reducirlo, ocasionándole un gran números de bajas y el enemigo sorprendido inició la huida dejando a su paso armamento municiones y equipo.

Es así como el héroe ISAAC RODRIGUEZ cumplió el deseo de servir a su patria luchando heroicamente hasta perder la vida. Sigamos el ejemplo de nuestros antepasados que son sinónimos de valor, arrojo y entrega total por nuestro Perú.